De Tula a Chichén Itzá. El eterno retorno del Sol

16 de mayo de 2015, 16:00 Hrs.


Conferencias

Resumen de la conferencia:
Nuevas observaciones confirman que El Castillo, la pirámide principal de la antigua ciudad de Chichén Itzá, en Yucatán, fue orientada para fungir como un marcador astronómico, a partir del cual los sabios mayas del período Posclásico ajustaban el año, además de ser el centro de un cosmograma que en sus cuatro puntos cardinales mantiene una alineación con los cenotes Sagrado, Holtún, Xtoloc y Kanjuyum. En 2012, el arqueólogo Ismael Arturo Montero García dio a conocer en la revista National Geographic del mes de agosto de 2013 -con base en valores de orientación- que el paso cenital del Sol por esta estructura prehispánica ocurre los días 23 de mayo y 19 de julio, asomándose al amanecer en el eje de su esquina noreste en dirección hacia el Templo de las Mesas. La investigación articula la geometría, la astronomía y la arquitectura de una manera extraordinaria gracias al acimut del Sol al amanecer de su día de paso cenital en esta latitud geográfica y a la singular geomorfología de su entorno.


Contacto:

Dr. Arturo Montero
Director del Centro de Estudios de Posgrado de la Universidad del Tepeyac.

Lugar:

Biblioteca Isla del Conocimiento de Mixquiahuala, Hidalgo.

Entidades participantes:

Universidad del Tepeyac, Organización Ipan tepeme ihuan oztome y Club Astronómico Mizquiahualteca.



Twitter

 

Facebook