Palabras del Arq. Gustavo Avilés en la ceremonia inaugural del IYL 2015

Publicado: 19 de enero de 2015, 03:00 Hrs.
Por: Arq. Gustavo Avilés

LA LUZ; EL PACIFICADOR UNIVERSAL

Primer tema; la luz,

En la intersección entre luz y obscuridad,
el humano, el universo, el ojo divino,
emerge la mirada visionaria a través del cristal,
como un flash en la espiral al centro.

Así debemos buscar la luz,
pero es tan fina y espiritual
que no la podemos tocar con nuestra mano.
Así debemos buscar su lugar, variable, movible.
la celestial, etérea, substancia aceitosa.

Philalethes, Goethe, Newton, Einstein, Rilke, de Salzmann,
todos uno más, cada uno menos, habló de la luz,
su cualidad cohesiva aceitosa en relación al tiempo movimiento.
reflejada en el espejo de la sabiduría de Sophía.

Como un principio de condensación sulfurosa,
basado en la teoría de la gravitación musical,
la atracción eléctrica y la física
todas coinciden que la materia
es luz condensada !

Comprendiendo la naturaleza del mundo visible,
su origen fue matemático y mecánico.
Ahora en estos días es construible,
desde el sonido de la luz y el silencio de la sombra,
tomando su ser en la belleza y la unidad.

La luz, el gran acto sexual entre el cielo y la tierra,
el fuego espiritual declina en grados de octavas.------
como el águila bicéfala entre el color y la sombra
desciende a la tierra en su influjo espermático.

Tercer tema; la sentencia,

En la niebla de destrucción de humanos por humanos,
rodeada de innumerables profetas del brillo,
la revolución quántica y la computadora,
la pobreza y riqueza global,
T odo inmerso profundamente en nuestro siglo de tiempo,
la luz se mantiene intocable en su propio derecho.

Comúnmente atacada para someterla, diseccionarla,
atraparla, aprisionarla en una celda de números y estadísticas,
este momento histórico de ahora extenderá
nuestra comprensión sobre el poder de la luz,
cuya grandeza se aposenta en la corona de la vida,
con solo aquello del aire y del agua.

El tiempo ha llegado para reconocer no poder
definir en palabras ni ecuaciones
lo que la luz es o pudiera ser.

La conciencia humana basada
en la manifestación fotosintética de la luz,
concibe el universo emocional del electromagnetismo
como el refugio de su propia existencia.

Aún tarde
sucede
el arribo del amor
el arribo de la luz.

Aún más tarde
ante nuestra mirada y presencia
la luz se sostiene virgen e inmaculada.

Descarga en PDF


Twitter

 

Facebook